Cómo ahorrar gasolina en mi autocaravana

10 de Febrero de 2022

Viajar en autocaravana es un placer, pero el precio de los carburantes, en el entorno de 1,5 €/l, hace que muchos comiencen a pensar dos veces eso de ponerse al volante. Sin embargo, no es necesario renunciar a ese pequeño lujo que es viajar. Siguiendo algunos sencillos consejos es posible un buen ahorro en gasolina.



Antes es importante tener en cuenta dos aspectos. El primero de ellos es el modelo de autocaravana, puesto que no todas consumen lo mismo (normalmente el consumo oscila entre 9 y 15 l/100 km. El segundo es el mantenimiento del vehículo, imprescindible para conseguir ese ahorro de gasolina en ruta. Con estos aspectos claros, solo queda seguir unas recomendaciones:



1. Cuidado con la velocidad



Una autocaravana es un vehículo para disfrutar en todos los sentidos, también conduciendo, Por ese motivo, el primero de los consejos para ahorrar gasolina es levantar un poco el pie del acelerador. Además del ahorro de combustible se podrá admirar los paisajes que se atraviesen.



Si además se consigue una velocidad constante, mucho mejor, frenazos y acelerones solo hace que el consumo de gasolina se dispare. Cuando el vehículo tiene limitador de velocidad, el consejo es usarlo.



2. Un cambio de marchas adecuado



Otra cuestión relacionada con la velocidad son las revoluciones. El consejo en este caso es evitar que el vehículo vaya muy revolucionado o, al contrario, demasiado forzado. No solo se gastará más gasolina, también es perjudicial para el motor. Lo ideal es conducir siempre con la marcha más larga posible.



3. La climatización, mejor apagada



Salvo que las temperaturas sean realmente extremas, una buena manera de conseguir un pequeño ahorro en gasolina es evitar encender la climatización. Sobre todo en carreteras secundarias, puesto que el aire reduce la potencia del vehículo. Pero tampoco hay que llevar las ventanillas bajadas, ya que se pierde en aerodinámica.



En épocas de temperaturas muy cálidas, lo mejor es planificar el viaje para hacerlo en esas horas en las que el calor aprieta menos. El ahorro en gasolina bien merecerá algún que otro madrugón.



3. Presión de los neumáticos



Revisar la presión de los neumáticos antes de salir de viaje es fundamental. Si esta es demasiado baja, la superficie de rodadura se incrementa y, con ella, el consumo de gasolina. Además, puede ser peligroso porque incremente el riesgo de reventón. Si el viaje es de varios días, conviene revisar la presión no solo antes de salir, también en ruta.



4. Equilibrar bien la carga



En lo que respecta a la carga, dos consejos. El primero de ellos es no llevar la autocaravana demasiado cargada, el peso también eleva el consumo de gasolina. El segundo es equilibrar perfectamente esa carga, la conducción será más segura y también se conseguirá un pequeño ahorro en combustible.



5. Planificar bien la ruta



Seguir una ruta previamente marcada y no salirse de ella también contribuye al ahorro de gasolina. Improvisar sobre la marcha en ocasiones está bien y lleva a descubrir lugares maravillosos. Pero otras veces lo único que se consigue es hacer kilómetros sin sentido.



Otro consejo para ahorrar en combustible es evitar en la medida de lo posible carreteras secundarias. En autovías y autopistas el consumo se reduce de manera sensible. Y además de ello, siempre es aconsejable evitar las horas de más tráfico o circular por ciudades



Un último consejo sería buscar las gasolineras más económicas de la ruta para ahorrar unos céntimos por litro de gasolina que, a la larga se agradecerán. Hoy en día, encontrar esas gasolineras es sencillo gracias aplicaciones móviles. Y, si tienes algún tipo de tarjeta de fidelización que premie con combustible, por supuesto, hay que usarla.



Con estos consejos, el ahorro de gasolina puede alcanzar hasta los cinco litros cada cien kilómetros, una cifra nada desdeñable. Si estás pensando en comprar una autocaravana, que nada te detenga. En Ac-Llar encontrarás la más adecuada para ti.